Cree una habitación mágica para su hijo con todo el equipamiento que hará más agradables sus momentos de juego, aprendizaje y holgazanería y vea cuánto tiempo querrá pasar en la habitación. 

Un adorno que decorará cualquier habitación es, sin duda, una alfombra. 

A los niños les encanta revolcarse por el suelo, y son las alfombras y los felpudos los que crean la capa base óptima entre tu hijo y el frío suelo.